A este tipo de sueños no es posible hacerle una interpretación general ya que dependen mucho de la parte del cuerpo que el soñante se afeite. La barba, por ejemplo, es símbolo de esfuerzo constante, voluntad y sabiduría, y afeitarla implica la pérdida de estar virtudes.

Por su lado, el bigote representa una fachada que se usa para ocultar la verdad y quitarlo indica ganas de sincerarse. Además, en conjunto el vello facial se relaciona con la virilidad masculina y soñar que lo afeitamos todo representa miedo a ser humillados.

Pero eso no es todo, el significado del sueño también puede variar según el sexo del soñador. Para los hombres suele representar pérdida de autoridad; mientras que, cuando una mujer sueña con afeitarse se relaciona con la falta de feminidad y un aviso de que si su deseo es atraer a el sexo opuesto, le sería útil profundizar en el arte del coqueteo y el carácter dulce y seductor.

A continuación, les contamos los significados de soñar con afeitarse: 

Soñar que nos afeitamos

Representa la voluntad de hacernos cargo de algunos aspectos de nuestra vida que se han salido un poco de control. Para ello hay que plantearnos hacer unos cuantos cambios importantes, ser más disciplinados y ejercitar nuestra fuerza de voluntad. Una de las primeras cosas que debemos hacer es prestar más atención a nuestro hogar y vida familiar.    

Soñar que nos afeitan

Augura pérdidas en el área económica, personal o de salud. Si el que nos afeita es una persona desconocida se relaciona con la muerte; por otra parte, si es alguien visiblemente menor a nosotros quiere decir que estamos perdiendo autoridad. Además, que la barba aparezca afeitada de manera repentina presagia desgracias y mala suerte.

Soñar nos afeitamos la cara

Es señal de que hemos decidido dejar atrás todos los miedos y mostrar por fin nuestra verdadera personalidad. Con esto conseguiremos que nos reconozcan aquellas virtudes que manteníamos ocultas y mejorar nuestras relaciones en los negocios.

Por lo general esta resolución viene acompañada del deseo de dejar las juergas y dedicar nuestro tiempo a actividades más productivas. Si soñamos que nos afeitamos y no quedamos a gusto por ello, podría representar el miedo a perder autoridad o a estar desperdiciando años de vida importantes.

Soñar que nos afeitamos la barba

Es un sueño positivo, ya que nos dice que hemos adquirido la sabiduría necesaria para enfrentarnos a las diferentes circunstancias que viviremos a lo largo de nuestra vida.

Soñar que nos afeitamos una barba muy larga

Una barba larga representa algo que se ha ganado poco a poco y a lo largo del tiempo, y el acto de afeitarla refleja lo fácil que puede ser echar todo ese esfuerzo por tierra. En este contexto, soñar que nos afeitamos una barba muy larga nos avisa que estamos corriendo el riesgo de perder autoridad, autoestima, el respeto de otros, nuestra imagen, posición económica o algún otro logro que nos ha costado obtener y que atesoramos.

También podría querer decir que llevamos demasiado tiempo aparentando ser una persona que no somos y ahora tenemos el deseo de realizar una limpieza interior para agradarle a la gente siendo auténticos y puros. 

Soñar que le afeitamos la barba a alguien

Revela que en una vuelta inesperada de la vida nos ha tocado rebajar nuestra autoridad ante otras personas para poder seguir disfrutando de ciertos beneficios. Esto puede ser algo positivo si la autoridad se entrega en forma de confianza para crear aliados estratégicos, aunque siempre se corre el riesgo de que los demás actúen de mala fe e intenten aprovecharse de nosotros.

Soñar que nos afeitamos la barba siendo mujer

Quiere decir que nos hemos dado cuenta de que estábamos ocupando un lugar que no nos correspondía, pero que ya lo corregimos y ahora desempeñamos un papel más adecuado.

Soñar que nos afeitamos el bigote

En el mundo onírico la nariz simboliza el intelecto mientras que la boca se relaciona con el corazón. El bigote, que se encuentra entre estos dos órganos, representa que hemos puesto un obstáculo para la verdad que intenta llegar de la mente al corazón. Esta situación es típica cuando intentamos engañarnos a nosotros mismos al negar una realidad desagradable o dolorosa.

De este modo, soñar con afeitarse el bigote representa el deseo de sincerarse, de dejar de mentirnos a nosotros mismo y/o a los demás. También nos dice que hemos comenzado a liderar nuestra vida y administrala de una manera muy positiva.

Soñar que nos cortamos mientras nos afeitamos

Es indicio de que no hemos estado actuando de la manera más adecuada y por ello las personas que nos rodean han comenzado a juzgarnos y criticarnos, una opción es que hayamos abusado de hacernos la víctima para conseguir la pena y el favor de los demás.

También puede ser un aviso de que estamos siendo muy descuidados con nuestra salud y apariencia por lo que estamos pagando las consecuencias.

En algunos casos este sueño puede representar el pensamiento de que la belleza requiere dolor y que estamos dispuestos a hacer ese sacrificio con tal de sentirnos atractivos. 

Sonar con un afeitado incómodo o doloroso

Este sueño nos advierte que estamos siendo víctima de rumores falsos y perjudiciales para nosotros y que se están expandiendo a nuestras espaldas. Hay que detectar a quienes nos están calumniando antes de que sea demasiado tarde y no sea posible reparar nuestra imagen.   

Soñar que nos afeitamos con ganas

Si durante el sueño disfrutamos el acto de afeitarnos llegando incluso a hacernos sentir felices, quiere decir que hemos resuelto las inquietudes que nos estaban impidiendo estar tranquilos.

Soñar que nos afeitamos sin ganas

Si por el contrario, nos soñamos afeitándonos sin ganas quiere decir que nos hemos alistado a una empresa que está destinada a la desgracia. Pero no tenemos que derrumbarnos por esto, el éxito se consigue al no dejar de intentarlo.  

Soñar que nos afeitamos la cabeza

La interpretación de este sueño va a depender de cómo nos haga sentir. Si no trae una sensación de renovación indica que hemos salido de una depresión amorosa y que estamos listos para volvernos a lanzar a las garras del amor. También representa que hemos superado a nuestros enemigos en poder, autoridad y riqueza. 

Pero, si el sueño nos hace experimentar sentimientos negativos pasa a simbolizar el miedo a ser humillado ante personas que consideramos importantes y por ello llegamos a perder respeto, autoridad y confianza en nosotros mismos.   

Soñar que nos afeitamos la cabeza siendo mujer

El cabello largo en una mujer es símbolo de belleza, juventud y fertilidad; por lo que este sueño representa una pérdida de feminidad y de identidad. También nos dice que seremos víctimas de críticas, deshonra y ganaremos mala reputación. En el peor de los escenarios es también augurio de muerte.

Soñar que nos afeitan siendo mujer

Indica que comenzamos a ser rechazadas por nuestro mal carácter y actitudes impropias para nuestro género. Sería conveniente que nos adaptáramos un poco a lo que se espera de nosotras para así contar con la buena voluntad de los demás. 

Soñar que vemos una mujer con la cabeza afeitada

Este sueño es de mal augurio ya que nos advierte sobre una separación o divorcio inminente o la pérdida de un ser querido.

Soñar que vemos que afeitan a alguien siendo mujer

Es indicio de que hemos estado cayendo en tentaciones indebidas y perjudiciales, como dejarse llevar por la lujuria y tener relaciones prohibidas e inmorales. También refleja una personalidad muy masculina por falta de feminidad pero que, sin embargo, guardamos el deseo de atraer la atención del sexo opuesto.

Soñar que alguien nos afeita la pierna

Corresponde a una grave pérdida de independencia debido a que no confiamos en nuestras propias capacidades y hemos estado delegando todas nuestras tareas. Es una petición de nuestra mente para que nos otorguemos un voto de confianza y cariño propio.

Otra interpretación nos habla de la pérdida de algún bien que es importante para nosotros; tendremos que renunciar a él para salir de un apuro económico.   

Soñar que vemos que afeitan a alguien

Con este sueño nuestro subconsciente trata de decirnos que le preocupa que la imagen que los demás tienen de nosotros no sea acorde con nuestra verdadera personalidad. Ya sea que haya sido provocado intencionalmente o por accidente, debemos sincerarnos si queremos vivir con tranquilidad.

Si en el sueño nos quedamos contemplando una afeitada quiere decir que estamos planeando una estrategia para el desarrollo de una empresa, pero atento, es una estrategia propensa al fracaso por falta de persistencia. 

Soñar que nos afeitan con una navaja sin filo

Esta imagen onírica intenta advertirnos sobre nuestras amistades ya que algunas están demasiado pendiente de nuestra vida, pero no por genuina preocupación, sino en busca de razones para criticarnos y nosotros se los estamos facilitando. 

Soñar que nos afeitamos con máquina eléctrica

Es un sueño que debería traernos tranquilidad, ya que tenemos la seguridad de estar siendo cautelosos y de hacer todo lo posible por cuidarnos de un accidente. 

Soñar que nos vemos recién afeitados

Vernos la cara limpia y con una afeitada perfecta es presagio de una vida tranquila y de relaciones comerciales satisfactorias y productivas gracias a nuestro impecable trabajo.

Soñar que estamos mal afeitados

Esta imagen podría causarnos desagrado, ya que refleja descuido personal. Su interpretación es que hemos abandonado algunas responsabilidades importantes y como consecuencia enfrentaremos riñas maritales.

Soñar que nos afeitamos las axilas

Nos indica que tendremos algunos recortes en nuestros ingresos, pero seremos capaces de manejar la situación sin mayores incomodidades. Esto se debe a que tenemos nuestras prioridades bien definidas y perder algunos lujos no representa un impacto importante en nuestro ánimo.

La interpretación de este sueño podría cambiar significativamente si durante él prestamos demasiada atención a un afeitado perfecto y una piel suave; en este caso refleja que somos personas muy superficiales y que podríamos llegar a tener conflictos por ello.      

Soñar que nos afeitamos los brazos

En el mundo de Morfeo el vello de los brazos representa protección y afeitarlo es un claro indicio de que nos sentimos vulnerables. Además, es presagio de que debemos estar atentos a la posible pérdida de algunas de nuestras pertenecías a manos de personas inescrupulosas o circunstancias inesperadas. Es necesario prepararnos para algunos aprietos financieros.    

Soñar que nos afeitamos las cejas

Siendo una parte de nuestra apariencia a la que se dedican las personas más detallistas. Soñar con afeitarse las cejas es un aviso de que necesitamos prestar más atención a algo importante que tenemos tiempo dejando de lado, como un negocio o a nuestra pareja.

Por una parte no estamos mostrando el agradecimiento adecuado a aquellos que nos están obsequiando gestos amables o ayuda, y por otra, estamos a punto del fracaso financiero por no llevar suficiente control de nuestros gastos.  

Soñar que nos afeitamos el pecho

Este tipo de sueño tiene que ver con sentimientos profundos en nuestra relación de pareja. Son emociones que queremos dejar salir para demostrarle a nuestro ser amado lo importante que es en nuestra vida.  

Soñar que dañamos una rasuradora

Soñar que una rasuradora se rompe repentinamente mientras nos afeitamos es una advertencia de que debemos dedicar más atención a nuestra salud, quizás sea buen momento para un chequeo general con nuestro médico de confianza antes de que algún malestar o enfermedad grave nos sorprenda.

Soñar que nos invitan a cortarnos el cabello siendo mujeres

Es señal de que sospechamos que nuestro esposo tiene una relación secreta con otra mujer. Es muy probable que la persona que nos invita a cortarse el cabello en el sueño tenga conocimiento de dicha aventura en la vida real y lo esté ayudando a mantenerla oculta, incluso podría apoyarla. 

A continuación dejamos un video para aquellos que distrutan más de lo audiovisual

También te puede interesar: