El ancla permite a los marineros contrarrestar las fuerzas del mar y así los barcos logren detener su rumbo y permanezcan en un punto fijo. Lo más común es que el navegante se detenga en un lugar seguro, donde pueda reponer suministros y hacer enlaces con personas que le puedan traer beneficios en el futuro. Se requiere de un buen motivo para elevar el ancla y salir de nuevo a un mar bravo y lleno de peligros

Existen otras situaciones en las que resulta útil anclar. El mar es capaz de llevar al límite a las embarcaciones con tormentas y fuertes vientos, lo que causa desgaste físico y mental a la tripulación y averías al barco. En momentos así, un ancla representa un descanso en la lucha contra las aguas turbulentas y una oportunidad de llevar a cabo reparaciones y recuperar fuerzas.     

En los sueños el ancla nos representa navegando en el mar de nuestras emociones. El acto de echar el ancla para detenernos es un reclamo de estabilidad por parte de nuestro subconsciente. En cambio, un ancla firme en el suelo del mar es símbolo de que hemos pasado por una época de bonanza que nos ha permitido establecernos y lograr buenas relaciones laborales y personales.

A continuación les daremos el significado de soñar con un ancla

Soñar con echar anclas

Este sueño representa un fuerte deseo de detener la tormenta de emociones que estamos viviendo, necesitamos un respiro para renovar fuerzas y enfrentarnos a los eventos inesperados que plagan la vida. También puede ser símbolo de que nos gustaría establecernos con una pareja para contraer matrimonio y construir un hogar juntos.

Soñar que no podemos echar anclas

Este sueño viene a confirmarnos algo que posiblemente nos han dicho muchas personas. Es indicio de que tenemos serios problemas para concentrarnos y controlarnos, somos inestables e impulsivos. Aún estamos a tiempo de solucionarlo, debemos encontrar la manera de calmarnos.

Soñar con elevar anclas

Nos dice que hemos decidido correr el riesgo de adentrarnos a un camino incierto, donde cometeremos muchos errores y pasaremos trabajo. Sería de gran ayuda encontrar el mapa de un marinero que haya navegado por esos mares, es decir, alguien que nos guíe.    

Soñar con elevar el ancla y navegar

Significa que hemos pasado por algunas dificultades pero lo hemos superado rápido, aunque el costo por ello podría ser alto ya que hemos renunciado a algunos principios en el proceso y esto podría causarnos problemas en el futuro.    

Soñar con un ancla en el agua

Por lo general un ancla debería hacer contacto con el suelo marino para hacer correctamente su trabajo. Verla flotando en el agua indica que no hemos sido muy realistas y como consecuencia se avecina una fuerte decepción. 

Soñar con un ancla en el fondo del mar

Ver un ancla abandonada en el fondo marino es indicio de rupturas familiares y separaciones de pareja. Nuestro barco ha perdido lo único que lo protegía de la fuerza del mar y ha quedado a la deriva.

Soñar con un ancla que se arrastra

Quiere decir que estamos intentando con todas nuestras fuerzas mantener la estabilidad y anclarnos a nuestros ideales, pero hay energías externas que nos impiden lograr nuestro objetivo. Quizás es momento de liberarse de algunas malas compañías.   

Soñar con perder el ancla

Este sueño es símbolo de una inestabilidad interior, nos encontramos a la deriva porque nuestros objetivos de vida han perdido todo su significado. Nos sentimos sin motivación y sin esperanzas de triunfo. Es una situación peligrosa porque sin un rumbo fijo podríamos terminar hundiéndonos.  

Soñar que se rompe el ancla

Soñar que un objeto tan macizo como un ancla se rompe repentinamente, es indicio de que hemos sufrido una gran decepción a manos de una persona en la que confiábamos ciegamente. 

Soñar con buscar un ancla nueva

Con este acto onírico nuestro subconsciente intenta decirnos que las bases de nuestra vida han comenzado a flaquear y ya no es posible recuperarlas, necesitamos conseguir una nueva filosofía de vida viviendo nuevas experiencias y conociendo nuevas personas.

Soñar con un ancla grande

Este sueño nos indica que gracias a que hemos tenido los pies bien puestos sobre la tierra, hemos tomado las medidas adecuadas para un buen porvenir. Nuestras oportunidades de triunfo están aumentando continuamente. 

Soñar con un ancla de hierro

Ver un ancla fiel a su composición y forma real nos habla sobre una necesidad muy fuerte de mantener algo fijo en nuestra vida que nos haga sentir seguros y calmados. Por ejemplo, un puesto de trabajo, una persona importante o un hogar estable.

Soñar con un ancla oxidada

Es un mal augurio, nos dice que no hemos cuidado adecuadamente nuestras relaciones y por ello el futuro podría estar lleno de tristezas y malas experiencias.

Soñar con telas con patrones de ancla

Ver anclas dibujadas en las cosas comunes de nuestro hogar como ropa, alfombras, cortinas o sábanas; refleja lo importante que son para nosotros las pequeñas comodidades que hemos conseguido a lo largo de nuestra vida.

Soñar con un ancla en la pared o en el suelo

Nos dice que tenemos planes de hacer de ese lugar nuestra estancia fija por muchos años, nos hemos cansado de las aventuras y deseamos un poco de tranquilidad.

Soñar con niños jugando con un ancla

Este sueño augura que perderemos nuestros ahorros debido a un gasto imprevisto; lo más común es que se presente una avería repentina en el hogar o en el coche que influya en nuestro ingreso económico.    

En definitiva, soñar con un ancla se relaciona con la estabilidad, puedes confirmarlo en el siguiente vídeo.

También te puede interesar: